top of page

La felicidad está en lo natural

Actualizado: 10 ene 2021

dos los días los médicos y mucho más los pediatras somos invadidos de preguntas de parte de padres de familia, que en algún tiempo atrás, espero que no muy atrás, no las hacían o las habían olvidado.

 

 

La primera pregunta es en el momento de nacimiento de un hijo o hija, ¿Está bien mi bebé?.....Esa es muy fácil de contestar…. si está todo bien, claro si ha sido un parto natural (que es la mejor manera de tener un bebé) o cesárea (que es una barrera tanto para la lactancia como para el vínculo con el bebé) sin factores de riesgo, ya que de 100 niños, 90 no requieren mayor cosa que: calor en el lugar del parto, contacto piel a piel (no separar ni por un instante al bebé de su mamá, si no fuera estrictamente necesario), secado (sin secar las manos del recién nacido) y estimulación, clampar el cordón umbilical oportunamente y colocar vitamina K al recién nacido; pero 9 de 100 de los recién nacidos por razones de riesgo requieren reanimación básica (ventilación asistida) y 1 de 100 requiere reanimación avanzada (un cuidado mayor con muy seguro ingreso en cuidados intensivos neonatales).

 
Necesidades de un Recién Nacido
 

¿Qué debemos saber los médicos que atendemos Recién Nacidos?: Reanimación básica y avanzada, que incluso no muchos la manejan adecuadamente. A su vez todos deberíamos manejar apoyo y ayuda en lactancia materna, es decir no oponerse al contacto precoz y proponerlo como política de salud, cambiando así costumbres arraigadas del personal de salud (mucho más en tiempos de pandemia como la que vivimos).


A veces a muchos nos abruma el temor al cambio, ya que ese cambio implicaría pérdidas económicas (estudiar más, comprometer el tiempo, dejar "los viajes" de capacitación ofrecidos, etc.) dejando de lado al 100 % que requiere algo muy importante y que redundará en la vida del hijo, de la madre, de la familia y de la sociedad. “El calor humano”, el no separar al bebé de su madre, el no romper ese vínculo tan fuerte que ayudará a que se establezca la lactancia materna y esta sea exclusiva (lo que ayudará a reducir riesgos de muchas enfermedades) y no ponga en riesgo la vida ni la salud futura del recién nacido; de todo eso nos hemos olvidado o probablemente nunca los supimos, o lo que es peor, lo sabemos y no lo hacemos, por diversas razones (tiempo, poco conocimiento, poco personal de salud y las barreras propias: cesáreas no indicadas, medicamentos aplicados a la madre, concepciones culturales de la familia, etc.). La principal barrera para que se logre una lactancia materna exclusiva sería el personal de salud (con múltiples funciones que cumplir, poco capacitado, desmotivado por el estado, mal pagado, tentado por el marketing de empresas, etc.).


La lactancia materna exclusiva y solo exclusiva (no consumir leche o alimento que no sea leche humana hasta los 6 meses), disminuye el riesgo de muchas enfermedades, infecciosas (diarreas, infecciones respiratorias altas y bajas, otitis media, etc.), metabólicas (diabetes tipo 1 y 2, obesidad, dislipidemias), muerte súbita del lactante, leucemias, y otras enfermedades (más de 100 razones) que repercuten a cualquier edad de la vida.


Como expuse los primeros 6 meses son de vínculo, lactancia materna exclusiva, colecho (dormir con sus bebes), prevención (inmunizaciones, prevención de accidentes, etc.) y más cariño.

Al no lograr esto, surgen muchas preguntas. Incluso hay madres que me preguntan antes del tener a su bebé ……… ¿Qué leche le compro para mañana?; y cuando veo bebés pequeños menores de 6 meses, les pregunto … ¿Cómo está alimentando a su bebé?, responden en primer lugar cualquiera de los nombres de las leches comerciales de fórmulas infantiles, repregunto entonces: ¿y le da leche materna? Me responden …… Ah, le doy leche de mi pecho también, como si fuera algún alimento secundario o como si no fuera leche, aunque la mayor parte de bebés tomen más leche materna que fórmula. Las razones no las conozco, pero las intuyo. La principal razón es la intensa propaganda sobre las leche de fórmula o sucedáneos (con todos los agregados, que son parte de la leche materna), harían que el bebé será más inteligente y crecería más. Algo anecdótico pero muy cierto es cuando les pregunto: ¿Y por qué le da leche de vaca?, responden “no le doy leche de vaca” … replicando con el nombre de la leche de fórmula, incluso la más cara; en el momento les explico con una sola pregunta: y ¿de donde cree que hacen la leche de fórmula?, muchas quedan calladas pensando, otras (muy pocas) responden al instante……¿de la vaca verdad?. Es decir, la propaganda de las industrias lácteas se ha encargado de borrar de la memoria de muchas madres, familiares y sociedad como y de donde elaboran las fórmulas infantiles.


me pregunto entonces ¿Por qué las madres escogen no dar leche materna o dar lactancia mixta?. La respuesta es simple: no existe un apoyo a lo natural y sano, porque no redundaría en beneficio económico (de todas las formas, al no enseñar a dar de lactar tendría más tiempo para otras consultas, no tendría que capacitarme para hacerlo, no me llevarían a viajes de capacitación, etc.) a quien debe defenderla, el personal de salud, y detrás de este las políticas de estado en salud de cada Gobierno. el conocimiento sobre los beneficios de la Lactancia materna y el apoyo competente debería darse en todos los niveles: colegios, plan curricular de medicina adecuado enseñando lo práctico en apoyo de lactancia materna, en el postgrado de Pediatría y neonatología, en el post grado de Gineco-Obstetricia, en Enfermería, en Obstetricia, en Técnicos de Salud, etc. A su vez como lo dije antes la cultura de amamantamiento en las familias ha variado con el pasar de los años.

 
 

Amamantar es decisión de las madres, con el apoyo de la familia, y seguro que luego de conocer cuáles son los beneficios de la lactancia materna antes de la introducción de lácteos a bebés pequeños y los riesgos de esta introducción, ellas sabrán escoger.

 
 
 





847 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page